13 d’abril de 2012

Història de les persones - Antonio Ortiz

En la historia de les persones avui us volem explicar la de l’Antonio Ortiz.

L’Antonio Ortiz fa 35 anys que treballa al CNS. Va entrar a l’any 1976 en el departament de manteniment i a l’antiga Piscina Municipal, des d’aquí va seguir diferents canvis fins a substituir a Joan Curto per jubilació, com a responsable de manteniment. La seva experiència, coneixements i professionalitat en aquest terreny fan que passi a ser director d’instal·lacions, càrrec que ha ostentat fins el mes de setembre de 2011.

I es poc abans d’aquesta data quan comencen els problemes per l’Antonio. En el mes d’agost l’Antonio fa una defensa pública sobre els acomiadaments indiscriminats que ha realitzat la nova Junta Directiva i, com a represàlia es acomiadat el seu germà, de ben segur que si l’Antonio no hagués estat membre del Comitè d’Empresa, hauria estat ell.

Es cert que, de forma personal, l’Antonio no va donar el seu suport a la candidatura de Miquel Torres, i això, sumat a la defensa del drets dels treballadors acomiadats fa que sigui totalment apartat de les seves funcions al front de manteniment i se li adjudiqui la tasca de Director en desenvolupar la gestió interna de processos relacionats amb normatives del Medi Ambient, estalvi energètic i reciclatge, sense cap tipus de directrius, formació ni eines per desenvolupar-ho.


Desprès de mesos sense contingut ni explicacions, l’Antonio decideix denunciar legalment la seva situació laboral. El judici va ser el dia 16 de febrer a les 9.40 al jutjat número 3 de Sabadell.

La sentencia és clara, dona la raó a l’Antonio i diu textualment: “Que estimando la demanada formulada por ANTONIO ORTIZ ABALOS FRENTE A CLUB NATACIÓ SABADELL en materia de vulneración de derechos fundamentales declaro la existencia de vulneración del derecho a la libertat de expresión y libertat sindical, declarando así mismo la nulidad radical de las actuaciones empresariales consistentes en el cambio de condiciones laborables y funciones asignadas al actor y ordenando el cese de la conducta antisindical, se condena a la empresa a la reposición del actor en sus derechos y cumplido lo anterior se considera al actor repuesto en los daños y perjuicios causados por la demandada......

El temps ens comença a donar la raó, perquè ja no només nosaltres parlem de les mancances de llibertat que hi ha en el CNS, sinó que ara ho corrobora la justícia.

També cal dir que mentre la sentencia no sortia l’Antonio ha seguit patint un constant assetjament per part de l’empresa.






En la historia de las personas hoy os queremos explicar la de Antonio Ortiz.

Antonio Ortiz hace 35 años que trabaja en el CNS. Entró en el año 1976 en el departamento de mantenimiento y en la antigua Piscina Municipal, a partir de aquí fue cambiando hasta llegar a sustituir a Joan Curto por jubilación, como responsable de mantenimiento. Su experiencia, conocimientos y profesionalidad en este terreno hacen que pase a ser director de instalaciones, cargo que ha ostentado hasta el mes de septiembre de 2011.

Y es poco antes de esta fecha cuando empiezan los problemas para Antonio. En el mes de agosto Antonio hace una defensa pública sobre los despidos indiscriminados que ha realizado la nueva Junta Directiva y, como represalia despiden a su hermano, seguro que si Antonio no hubiera sido miembro del Comité de empresa, habría sido él.

Es cierto que, de forma personal, Antonio no dio su apoyo a la candidatura de Miquel Torres, y esto, sumado a la defensa del derechos de los trabajadores despedidos hace que sea totalmente apartado de sus funciones al frente de mantenimiento y se le adjudique la tarea de desarrollar la gestión interna de procesos relacionados con normativas de Medioambiente, ahorro energético y reciclaje, sin ningún tipo de directrices, formación ni herramientas para desarrollarlo.

Después de meses sin contenido ni explicaciones, Antonio decide denunciar legalmente su situación laboral. El juicio fue el día 16 de febrero a las 9.40 en el juzgado número 3 de Sabadell.

La sentencia es clara, da la razón a Antonio y dice textualmente: “Que estimando la demanada formulada por ANTONIO ORTIZ ABALOS FRENTE A CLUB NATACIÓ SABADELL en materia de vulneración de derechos fundamentales declaro la existencia de vulneración del derecho a la libertat de expresión y libertat sindical, declarando así mismo la nulidad radical de las actuaciones empresariales consistentes en el cambio de condiciones laborables y funciones asignadas al actor y ordenando el cese de la conducta antisindical, se condena a la empresa a la reposición del actor en sus derechos y cumplido lo anterior se considera al actor repuesto en los daños y perjuicios causados por la demandada......”

El tiempo nos empieza a dar la razón porque ya no sólo nosotros hablamos de la falta de libertad que hay en el CNS, sino que ahora lo corrobora la justicia.

Justo es decir que mientras la sentencia no salía Antonio ha seguido sufriendo un constante acoso por parte de la empresa.



Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...